fbpx

Plástico aerotransportado llega a todo el mundo

Aunque es bien sabida la problemática de plásticos en los vertederos, los océanos y los cuerpos de agua dulce como los grandes lagos, las investigaciones sobre las partículas de plástico en el aire son más recientes. Más de 1000 toneladas de diminutos fragmentos llueven cada año sobre los parques nacionales y áreas silvestres tan solo en el oeste de Estados Unidos, lo que equivale a entre 123 y 300 millones de botellas de plástico, pero ¿cómo es esto posible?
En la revista Science, el 11 de junio fue publicado un artículo sobre el hallazgo de plástico en zonas remotas de Estados Unidos. Encontrar tanto plástico en áreas supuestamente primitivas “fue un hallazgo muy sorprendente”, menciona Janice Brahney, una de las científicas que lleva acabo el estudio.
Las recolecciones se hicieron tanto en condiciones secas como en períodos de lluvia y nieve, lo que ayudó a Brahney y a los coautores del estudio, a determinar los probables orígenes de las partículas. Las partículas más grandes caían con la lluvia y la nieve, mientras que las más pequeñas aparecían en condiciones secas.
Brahney añadió que el fenómeno podría contribuir a la alteración del entorno de las comunidades microbianas y causar un daño ecológico más amplio. Los humanos también podrían estar en riesgo, señaló: la presencia de tantas partículas finas en el aire significa que “nosotros también lo estamos respirando”. Los efectos sobre la salud de la ingesta de partículas de plástico no se conocen bien, aunque los tamaños de las partículas detectadas coinciden con el tamaño de las que se acumulan en el tejido pulmonar, afirmó.
La contaminación por partículas, que incluye polvo, hollín y otras amenazas en el aire, se ha relacionado con ataques cardíacos, derrames cerebrales y enfermedades respiratorias; la Organización Mundial de la Salud estimó que, en 2016, la contaminación por pequeñas partículas causó 4,2 millones de muertes prematuras en todo el mundo.
Esto es solo una muestra de que tan dañino es el plástico tanto para la naturaleza como para la humanidad. Y si no se realizan cambios notorios, lamentablemente pronto se desarrollaran nuevas enfermedades por culpa de la contaminación persistente.
Para mitigar los peligros potenciales que representan los ‘microplásticos ambientales’ se necesitará nada menos que el compromiso de la comunidad global.
Es compromiso de todos mitigar los daños ambientales que dejemos a las generaciones futuras.

Fuente: https://www.nytimes.com/es/2020/06/16/espanol/ciencia-y-tecnologia/contaminacion-plastica-aire.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
Chatea conmigo 👋🏽